¿Sabía usted que puede comer una botana que además de satisfacer su antojo, puede ayudar a su salud?  
     
  Pues para el momento de ver televisión o estar en el cine, existe un buen suplemento de la comida chatarra y contrario a lo que pareciera, es nutritivo, saludable y ayuda a mantener una buena estabilidad en el organismo. Los pistaches son una de las mejores opciones para olvidar lo dañino al cuerpo.

Los pistaches provienen del Medio Oriente, en donde se les llamaba “Nuez Real”, y eran favoritos de la Reina de Saba, quien adoraba el sabor del pistache y obligaba a todo su pueblo a que le entregaran la cosecha completa del fruto sólo para ella y para su corte.

Este fruto se puede preparar en diferentes platillos, desde platos fuertes, ensaladas, guisos, hasta postres helados, pasteles, dulces y aperitivos. Gracias a su inigualable sabor es gran acompañante de las mejores cocinas del mundo.