Irán, antes Persia, es el país del cual proviene este fruto. En esos lugares el pistache crece en árboles que llegan a una edad de 200 a 300 años y crecen a un tamaño de 9 metros.
Este fruto oleaginoso, de textura crujiente, se podría decir que es un alimento casi completo, ya que contiene la mayor cantidad de fitosteroles, los cuales ayudan a reducir los niveles de colesterol y mejoran la salud del corazón.

En una porción de 28 gramos (49 pistaches aproximadamente) se pueden encontrar una variedad rica en sustancias nutritivas esenciales para el organismo y además una ayuda importante para cuidar la salud.

Son muchas las ventajas de este fruto oleaginoso, por ejemplo, no contienen colesterol y por otro lado, contienen las llamadas “grasas buenas” (monosaturadas) que ayudan al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, E, y K, así como disminuyen el riesgo de sufrir infartos.
Un estudio realizado en el Departamento Federal de Agricultura